Consecuencias freak del terremoto: lineas cruzadas

Eran casi las cuatro de la mañana y hace rato estaba cabeceando arriba del notebook. De repente mi perro se desespero, no sé, como que empezó a girar en su propio eje o algo así.  Ahí empezó a temblar. Primero como un zumbido subterráneo, luego más fuerte y entonces por un momento dio la impresión de que iba a detenerse. Error. Craso error.

Obligue a mi perro a moverse hasta la puerta. Las luces se cortaron de golpe. Chispas por todos lados. Mi hermana apareció por el pasillo zigzagueando a tientas y a medio vestir. Mientras yo intentaba afirmarla a ella, ella con una mano se afirmaba de la puerta, y con la otra, no sé si afirmaba al perro o se afirmaba de él.  En la calle las luces estallaban, lo mismo los transformadores de luz. Era como ver fuegos artificiales que iluminaban todo el cielo. Los únicos sonidos que se escuchaban eran las alarmas de los autos y  las cosas que al caer chocaban contra el piso. Todo al más puro estilo Emmerich…

-Mierda, esta huevada fue terremoto – bastante obvia fue la única conclusión que pude articular.

Como todo, al final el terremoto igual tuvo su lado freak. Después de comprobar que todos y todo estaba en orden. Que la casa no se nos iba a venir encima. Que mi  notebook no había colapsado a causa de la taza de café que se dio vuelta en la mesa y que las tortugas -aunque atentas como esperando el tsunami- también estaban bien, nos dedicamos, como la mayoría, a llamar a todos – enserio a todos – los contactos que teníamos en los móviles. Eso, claramente, cuando el mensajito “no hay red” desapareció de las pantallas de nuestros celulares.

Llamada 1: Relatada por mi cuñado, la mañana siguiente del terremoto

(4:00 a.m.)

– Aló tía, soy yo. ¿Tía? ¿Cómo está?

– Hijo hola. Bien, ¿Qué paso?

– ¿No supiste?

-No…

-En Santiago hubo un terremoto

-¿Me estay hueveando?

-No te estoy hueveando

-¿¿Me estay hueveando??

–  ¡NO TE ESTOY HUEVEANDO!!!

Ese era mi cuñado llamando a mi mamá que estaba en Antofagasta, y no se había enterado de nada hasta que hablo con él. Por si fuera poco a mi cuñadito se le corto el teléfono. Lo increíble es que mi madre sin haber estado en el terremoto casi se murió infartada.

 

Llamada 2: la Cata  desde Valdivia

(10 y algo horas después del terremoto)

-Hola, tengo una llamada pérdida de este número. Quiero saber quién es

-Hola, soy la Cami

– ¿Qué Cami?

– La Cami poh. Es que quiero saber de Hans

– ¿Que Hans? Tu hablaí con la Belén

– ¿Qué Belén?

-La Belén poh.

-Es que quiero saber de Hans, la Isa y de los demás.

– Ahhh (conozco esa voz… conozco esa voz) ¡Cata!

– Ahhh, ¡Belén!, ¡tu soy la hermana de Hans!

– ¡Sí poh! Te paso con Hans

 Jamás pregunten por sus amigos después de un terremoto, llamándolos por sus sobrenombres. Pueden ahorrar tiempo valioso.

Llamada 3: Mi hermana intentando hablar con la Camila (ahora si, con la Camila)

(XXX horas después del terremoto)

– ¡Aló, Cami!, ¿Cómo estaí?, ¿Cómo están todos en tu casa?

– Bien, pero están peleando.

– ¿Estaí bien?, ¿Dónde están peleando?

-Sí, sí estoy bien. Pero están peleando

-¿Quién?

-Los vecinos

– Ya. Pero, ¿tú estaí bien?

– Si poh, pero están peleando

– ¿Los vecinos?

-Si poh, es que se cayó una pared.

– ¿¿De tu casa??!!

– Del departamento

– ¿Pero estaí bien?

-Si, poh pero están peleando.

Sí, sí, yo pienso lo mismo: 0 coherencia. Y  eso que esta llamada prácticamente fue hecha después de 24 horas del terremoto. Como sea, creemos que la Cami está bien, aunque  obvio más preocupada de la pelea, que del hecho de haberse quedado sin una pared en el departamento. Por lo demás, suponemos que no fue el baño lo que quedo al descubierto, y por eso nuestra descoordinada amiga estaba “preocupada” por la pelea, y no por la pared.

 

 

6 comentarios to “Consecuencias freak del terremoto: lineas cruzadas”

  1. ooh, interesante pero me gusto…..y lo mejor es que las tortugas ya estabn preparadas…jajaja y tienes un perro?? o que cosas me reí te kiero priii

  2. y??? ¿Cuánto hay que esperar aquí para una actualización?!!

  3. ¿cuál es tu noción de “pronto”?

    ¡exijo nuevo post!

  4. Catalina Balaguer Says:

    Guau vi pasar los años por mi mente mientras leia esta entrada del blog. Como han pasado los años y seguimos siendo Hans, Catalina y cuantos mas de nuestro clan… Ahora si, me llamo Cata y lo acepto ya no me nombro Camila porque ni se quien es ella ja!!

    Y tu consejo no es bueno, finalmente yo soy Catalina solo que no lo lograba comprender pero ya ves? 2012 y asumo ser esta y nadie mas.

    Te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: